El paro general de tres horas convocado por los principales sindicatos de Grecia contra las políticas de austeridad se inició hoy al mediodía (10.00 GMT), dentro de la jornada de protesta que se celebra en toda Europa.

La protesta "contra las destructivas políticas neoliberales impuestas en Europa que matan a la gente y a los países en nombre de la llamada crisis de deuda", ha sido organizada por las principales confederaciones sindicales del país heleno, GSEE (sector privado) y Adedy (empleados públicos), así como por el sindicato de trabajadores municipales (POE-OTA).

Estas dos últimas organizaciones ya iniciaron sus paros ayer y POE-OTA mantendrá su huelga hasta mañana, jueves.

Al menos media docena de edificios públicos han sido ocupados en protesta por los planes de despedir a 25.000 funcionarios hasta finales de 2013 y varios Ayuntamientos han iniciado una campaña de desobediencia al Gobierno, negándose a enviar una lista de candidatos al despido.

Los letrados y jueces también participan en la huelga, que ellos mantendrán durante toda la semana.

Los profesores de todos los niveles educativos pararán hoy tres horas para denunciar la caída de sus salarios, el anunciado cierre de 2.000 escuelas y los recortes al presupuesto de Educación.

Durante las tres horas del paro, los hospitales públicos atenderán sólo urgencias y, en el caso de los periodistas, sólo trabajarán aquellos que deban cubrir las protestas.

Aunque algunos trenes dejarán de funcionar, el transporte urbano continuará circulando para permitir a los manifestantes acudir al centro de Atenas.

Los sindicatos han convocado a los ciudadanos griegos a manifestarse a las 13.00 (11.00 GMT) en una marcha que recorrerá el centro y terminará frente al Parlamento heleno.