Un escuadrón de infantería de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) de Japón logró hoy desactivar y retirar con éxito un proyectil sin detonar, posiblemente de la Segunda Guerra Mundial, hallado recientemente en el aeropuerto de Sendai (noroeste).

La operación, que supuso la cancelación de una treintena de vuelos programados para hoy y para la que se precintó un área con un radio de 300 metros en torno al artefacto, comenzó a las 9.00 hora local (0.00 GMT) y duró unas dos horas y media aproximadamente, informó la televisión pública NHK.

Pasada una hora, los militares lograron retirar el detonador y la espoleta para evitar la explosión de la bomba y después procedieron a transportarlo fuera del aeródromo.

La bomba será almacenada temporalmente en un cuartel de las Fuerzas de Auto Defensa en la provincia de Yamagata (noroeste) y será una empresa privada la encargada de desecharla correctamente, explicaron fuentes aeroportuarias.

Se cree que el proyectil, de 110 centímetros de longitud, 35 de ancho y un peso de 250 kilos, fue lanzado por el Ejército estadounidense durante los bombardeos llevados a cabo sobre Japón en la Guerra del Pacífico (1941-1945).

La bomba fue hallada el pasado 29 de octubre a poco más de un kilómetro de distancia de una de las pistas mientras se realizaban tareas para reparar los daños sufridos por las instalaciones a causa del tsunami del 11 de marzo de 2011.

El aeropuerto canceló todos sus vuelos el 30 de octubre y retomó la actividad al día siguiente una vez fue desplegado un muro de sacos de arena de unos seis metros de altura en torno al artefacto.