El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confía que la cumbre iberoamericana de Cádiz sirva para relanzar las economías de los países que la integran y garantiza que América Latina seguirá siendo una prioridad de su política exterior.

El jefe del Ejecutivo se expresa así en una entrevista que, con motivo de la cumbre, ha concedido a seis periódicos latinoamericanos y algunos de cuyos extractos se han publicado en la página web de la cita de la capital gaditana.

"Tiene todo el sentido que países como los nuestros, en un mundo global competitivo, estemos juntos. Tenemos una forma de pensar similar, una historia similar. Nos une todo, y, sobre todo, la gente", añade Rajoy, que recalca que España ha preparado la cumbre con mucho cariño.

Destaca que hay empresas españolas que tienen más ingresos en Latinoamérica que en España, y que preside el Gobierno de un país que es el segundo inversor en esa zona, después de Estados Unidos.

"España es tan importante para Latinoamérica como ella para nosotros", añade antes de restar importancia a las ausencias de la cumbre (faltarán los jefes de Estado de Argentina, Venezuela, Cuba, Guatemala y Paraguay), señalar que va a ser la que tenga "más asistencia de tiempo inmemorial" y precisar que eso le reconforta mucho.

En cuanto a la decisión de Argentina de expropiar YPF a Repsol, ha insistido en que no fue una medida correcta y precisa que "de hecho, nadie la ha apoyado en ningún lugar".

Añade que España es la puerta de Europa para Latinoamérica y que ha ayudado mucho en la consecución de los acuerdos de varios países de la zona con la UE.