La plataforma que será usada para explotar las reservas de Sapinhoá, un yacimiento en aguas muy profundas cuya concesión se la adjudicó un consorcio del que forman parte Petrobras y el grupo hispano-chino Repsol Sinopec, comenzará a operar en enero próximo, informó hoy la petrolera brasileña.

La construcción de la llamada plataforma Ciudad de Sao Paulo fue concluida y la unidad flotante está en fase de pruebas, por lo que en los próximos días podrá ser enviada a Sapinhoá para que pueda iniciar operaciones en enero, según un comunicado de la estatal brasileña.

La Ciudad de Sao Paulo es una plataforma flotante que produce, almacena y exporta petróleo y gas (FPSO) con capacidad para extraer diariamente 120.000 barriles de petróleo y 5 millones de metros cúbicos de gas natural.

La plataforma fue encomendada por el consorcio que se adjudicó los derechos para explorar y explotar el bloque BM-S-9 de la cuenca marina de Santos, que incluye Sapinhoá y que es operado por Petrobras (45 por ciento) y del que también forman parte BG (30 por ciento) y Repsol Sinopec Brasil (25 por ciento).

Sapinhoá es uno de los yacimientos del llamado presal, las gigantescas reservas de hidrocarburos que Petrobras descubrió en aguas muy profundas del océano Atlántico frente a litoral brasileño y por debajo de una capa de sal de cerca de dos kilómetros de espesor.

Estas reservas pueden convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales de petróleo en los próximos años.

El montaje final de la plataforma Ciudad de Sao Paulo fue concluido el domingo en el astillero brasileño Brasfels, con sede en Angra dos Reis, y la unidad está siendo sometida a pruebas de resistencia en aguas tranquilas frente a esa ciudad del litoral del estado de Río de Janeiro.

Las obras para convertir el casco de un antiguo navío en la base de la plataforma fueron realizadas por el astillero Cosco (China).

El consorcio planea anclar esta plataforma en un área del campo de Sapinhoá a unos 300 kilómetros de la costa del estado de Sao Paulo en que la profundidad del mar es de 2.200 metros.

"La expectativa es que la FPSO Ciudad de Sao Paulo comience a extraer petróleo en enero de 2013, cuando será conectada a un primer pozo productor", según el comunicado de Petrobras.

La plataforma, que estará conectada en total a seis pozos productores y cinco pozos de inyección de agua, será la primera de las dos unidades de producción con que el consorcio planea explotar Sapinhoá.

La segunda plataforma, ya contratada y en construcción, tiene inicio de operaciones previsto para el segundo semestre de 2014.