El Partido Liberal Independiente (PLI), la principal fuerza de oposición en Nicaragua, denunció hoy que el Consejo Supremo Electoral (CSE) los despojó de al menos tres ayuntamientos en los comicios municipales del 4 de noviembre y se los asignó a los sandinistas.

El representante legal del PLI, el diputado opositor Luis Callejas, dijo en rueda de prensa que contabilizando el 100 % de las actas de votaciones, ese colectivo ganó en los municipios de Ciudad Darío, Matiguás y El Almendro, en el norte y centro de Nicaragua.

Esos municipios fueron ganados por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los comicios del 4 de noviembre pasado, según los resultados oficiales.

No obstante, Callejas sostuvo que el CSE asignó esos municipios a los candidatos a alcalde y vicealcaldes por los sandinistas con el escrutinio del 84 % de las actas, ya que, según ese colectivo, dieron como perdidas las restante actas.

Las autoridades electorales dieron como desaparecidas "siete actas en Matiguás, veinte actas en Ciudad Darío", y otro tanto en El Almendro, "para darles las alcaldías al oficialismo", continuó.

Al final del escrutinio, los representantes del PLI, al igual que los del resto de partidos, se quedan una copia de las actas, y sumándolas, según ellos, les dan ganadores en esos municipios.

El gobernante FSLN ganó en 134 de los 153 ayuntamientos disputados en los comicios municipales del 4 de noviembre pasado en Nicaragua, incluida Managua, según los datos oficiales.

El PLI, la principal fuerza de oposición, se impuso en 12 municipios; el partido indígena Yatama, aliado del oficialismo en el Congreso, otros tres; tres el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), y uno la Alianza Liberal Nicaragüense, de acuerdo a la autoridad electoral.

El Poder Electoral, que no se ha referido a la denuncia del PLI, dio a los partidos políticos hasta el martes próximo para presentar recursos de revisión sobre los resultados electorales.