El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó a mediados de octubre una directiva secreta que da más poder a los militares para frustrar ataques cibernéticos en las redes del Gobierno y el sector privado, según publica hoy The Washington Post.

El diario cita a varios funcionarios que han visto el documento firmado por Obama y que hablaron bajo anonimato.

La directiva establece un conjunto "amplio y estricto" de normas para enfrentar las amenazas en el ciberespacio y actuar de forma rápida cuando se detecta una.

La nueva política actualiza una directiva presidencial de 2004 y es parte de un esfuerzo más amplio del Gobierno de Obama para frustrar ataques cibernéticos, que están aumentando y podrían desbancar al terrorismo como la principal amenaza para el país, según las autoridades.

Con la directiva firmada por Obama se podrá, por primera vez, realizar operaciones cibernéticas "con fines defensivos", explicó al diario un alto funcionario del Gobierno no identificado.

El pasado 2 de agosto la oposición republicana en el Senado bloqueó la votación de una medida que contaba con el apoyo de la Casa Blanca y buscaba establecer normas voluntarias para mejorar la ciberseguridad de las agencias del Gobierno y el sector privado.

A raíz de ese bloqueo, Obama está evaluando emitir un decreto con nuevas reglas para mejorar la seguridad informática, según adelantó recientemente su asesor en asuntos antiterroristas, John Brennan. EFE