La economía portuguesa registró una nueva caída en el tercer trimestre de este año que llevó el descenso del PIB al 3,4 % en relación con septiembre de 2011, mientras el desempleo subió en el mismo periodo al 15,8 %.

Según los datos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística luso (INE), la recesión continúa acentuándose en el país, que vive bajo un duro programa de austeridad y recortes presupuestarios para cumplir las condiciones de su rescate financiero.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Portugal, que hoy sufre una huelga general en protesta contra la política de austeridad del Gobierno conservador, acumula ocho trimestres consecutivos de una caída que entre julio y septiembre fue del 0,8 % en comparación con el trimestre inmediatamente anterior.