El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs, uno de los pesos pesados de Wall Street, anunció hoy que a partir del próximo año contará con 70 nuevos socios, el número más bajo desde que se estrenó en bolsa hace más de una década.

La entidad financiera, que anuncia cada dos años a los elegidos para este codiciado ascenso, había designado en 2010 a 111 nuevos socios y en 2008 a 94, pero en esta ocasión ha reducido el número a 70 como parte del proceso de reducción de plantilla que lleva acometiendo durante los últimos años.

"Felicitamos a los seleccionados para este importante logro y estamos deseando contar con su liderazgo en los próximos años", dijo al anunciar los nombramientos el presidente y consejero delegado del quinto mayor banco de EE.UU. por activos, Lloyd Blankfein, en un comunicado.

Goldman Sachs, que añadió que éste supone "un reconocimiento a los profesionales más valorados de la firma", ha nombrado entre 95 y 114 nuevos socios desde su salida a bolsa en 1999, a excepción del año 2002, cuando solamente designó a 78 debido al pinchazo de la burbuja de las "puntocom".

El ascenso de un directivo como socio de la firma supone entrar en la elite de una compañía por la que han pasado figuras tan destacadas como el actual presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, o el que fuera secretario del Tesoro de EE.UU. Henry Paulson, entre muchos otros.

Pese a que la firma se estrenó en bolsa en 1999, ha dado continuidad a su tradición de nombrar socios cada dos años con el fin de incentivar a su plantilla, que actualmente cuenta con un total de 32.600 empleados, el 7,9 % menos que en las mismas fechas del año anterior.

La noticia influía sobre la cotización en bolsa de Goldman Sachs, que a una hora para el cierre de la sesión perdía el 1,11 %, aunque desde enero acumula una revalorización del 27,26 %.