El mandatario dominicano, Danilo Medina, se entrevistó hoy con una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), con la que trató temas pendientes relacionados a la eventual firma de un acuerdo entre el país y el organismo crediticio, informó la Presidencia en un comunicado.

La delegación del FMI, encabezada por Przemek Gajdeczka, se encuentra en el país caribeño desde la semana pasada y ya se ha reunido con diferentes sectores locales para conocer el estado de la economía dominicana de cara a un nuevo acuerdo de contingencia.

La Presidencia recordó hoy en un comunicado que las conversaciones entre ambas partes iniciaron a solicitud de Medina tras asumir el Ejecutivo el 16 de agosto pasado.

Medina, quien hoy viajará a España para participar en la Cumbre Iberoamericana de Cádiz que comienza el viernes, está interesado en obtener el apoyo técnico y financiero para enfrentar el déficit fiscal que afecta el país, calculado en 148.564 millones de pesos (unos 3.809 millones de dólares), agregó la nota.

Esta situación económica llevó a Medina a someter ante el Congreso Nacional (bicameral) el proyecto de reforma fiscal, convertido en ley la semana pasada, y con el que el Gobierno pretende recaudar 1.179 millones de dólares.

Esta iniciativa ha provocado protestas, en unas de las cuales, en la universidad estatal, falleció el pasado jueves un estudiante a manos de la Policía.

Una misión del FMI, también encabezada por Przemek Gajdeczka, visitó el país en septiembre pasado y en sus conclusiones señaló que las perspectivas macroeconómicas para el corto plazo representan un reto para las autoridades y que la situación fiscal se ha deteriorado en el primer semestre del año.

Esto refleja, según la misión, la necesidad de fortalecer el marco macroeconómico, incluyendo en particular ajustar significativamente la posición fiscal y enfrentar los riesgos provenientes de la economía global.

La delegación señaló que este año la economía se ha desacelerado y la inflación ha disminuido, mientras que las posiciones fiscales y externas se mantienen débiles.

Gajdeczka dijo entonces que los desafíos más importantes atañen a la parte fiscal (déficit) y al sector eléctrico.

El economista dejó entrever que este año no se producirá un acuerdo entre el FMI y el Gobierno dominicano, ya que sus indagatorias tomarán tiempo para ser analizadas en la sede central del organismo y consultadas con las autoridades locales.