El Gobierno jordano abrirá un tercer campo para acoger a los sirios que huyen de la violencia de su país en la localidad fronteriza de Ramza, unos 90 kilómetros al norte de la capital, Ammán, informó hoy la agencia oficial jordana de noticias, Petra.

El nuevo centro de acogida albergará a alrededor de 18.000 desplazados individuales, precisó el portavoz de Información para los Refugiados Sirios, Anmar al Hamud, citado por la agencia.

Asimismo, reveló que las autoridades saudíes han prometido ayudar con 1.800 tiendas de campaña para el nuevo campamento.

Los sirios serán trasladados individualmente del campo de refugiados de Zaatari, ubicado a unos 85 kilómetros al noreste de Ammán, al nuevo de Ramza, indicó Al Hahmud.

También, Al Hahmud explicó que 413 ciudadanos sirios huyeron a Jordania ayer, martes, y las autoridades jordanas adoptaron medidas para acogerlos.

El número de desplazados sirios en el campo de Zaatari alcanza ya un total de 42.767, mientras que la cifra de los ciudadanos sirios que han huido a Jordana desde que estalló la rebelión contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011, suma 236.000, precisó el portavoz.

Asimismo, dijo que alrededor de 100.000 de esos desplazados han sido registrados por la oficina de la Alta Comisaría de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Ammán.

Las autoridades de asistencia humanitaria jordanas recibieron hoy la primera partida de ayuda china para los refugiados sirios, y la la Embajada de ese país dijo que Pekín planea suministrar más ayuda al campo de Zaatari.