El XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), concluyó hoy en Pekín tras nombrar al nuevo Comité Central de la formación y aprobar una nueva enmienda a la Constitución interna, entre otras iniciativas.

"El Congreso ha elegido un nuevo Comité Central del Partido y ha reemplazado a los líderes veteranos por otros más jóvenes", declaró el presidente del país y secretario general de la formación, Hu Jintao, en su discurso de cierre a los 2.307 delegados del cónclave.

El discurso de Hu se produjo después de que el Congreso aprobase la composición del nuevo Comité Central, en el que estarán incluidos, entre otros, el vicepresidente Xi Jinping, quien quedará nombrado mañana secretario general del Partido, en sustitución de Hu.

Tras la clausura del Congreso, el nuevo Comité Central se reunirá mañana, jueves, para nombrar en su primera plenaria a los integrantes de los órganos directivos superiores del Partido: el Politburó, de 25 miembros, y el Comité Permanente, el principal organismo de toma de decisiones, actualmente integrado por nueve personas.

Al frente del Comité, como secretario general del Partido, quedará Xi, quien también reemplazará a Hu como jefe de Estado a partir del próximo marzo.

Xi y el resto de los integrantes del Comité Permanente -del que se espera que quede reducido a siete miembros para facilitar la toma de decisiones- tendrán un encuentro con la prensa mañana, jueves, a las 11.00 horas locales (03.00 GMT).

En la sesión de clausura del Congreso hoy, los delegados reunidos en el Gran Palacio del Pueblo de Pekín aprobaron también los integrantes de la nueva comisión de disciplina, el órgano supervisor del Partido, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Entre ellos figurará el viceprimer ministro Wang Qishan, del que también se espera que quede incluido mañana entre los nuevos miembros del Comité Permanente.

Los delegados dieron también su visto bueno al informe del Congreso anterior, celebrado hace cinco años, y una enmienda a la Constitución del Partido que pone de relieve la necesidad de promover el "progreso ecológico", según Xinhua.