Los ministros de Telecomunicaciones de Centroamérica expresaron hoy su apoyo a Nicaragua en sus negociaciones con una empresa china para construir un satélite de telecomunicaciones, el cual prevén esté en órbita en 2016.

Ese respaldo quedó expresado en la "Declaración Managua" durante la CXXIV Reunión Ordinaria de la Comisión Técnica Regional de las Telecomunicaciones (Comtelca), celebrada este miércoles en la capital nicaragüense.

Según la declaración, los ministros apoyan ese proyecto porque "mejorará el acceso a las telecomunicaciones de la región centroamericana".

"Este instrumento que hemos suscrito es la manera de expresarle nuestro incondicional apoyo y absoluto respaldo a las gestiones que hace el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a fin de que la nación centroamericana supere las dificultades que tiene", declaró a periodistas el titular de la Comtelca, el salvadoreño Luis Méndez.

Los ministros dieron su respaldo pensando en que las tarifas regionales de telecomunicaciones logren "costos razonables", especialmente en lo que refiere a los precios de "roaming" regional o tarifa para llamadas entre los países de Centroamérica, de acuerdo a la declaración.

Nicaragua negocia con la empresa de telecomunicaciones Gran Muralla China la construcción de un satélite de comunicaciones, el Nicasat-1, que tendría un coste de 300 millones de dólares y serían financiados con un crédito otorgado por un banco chino.

El Gobierno de Managua prevé que en marzo de 2013 inicie oficialmente la construcción del satélite y en 2016 esté en orbita, según el director del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones (Telcor), Orlando Castillo.

Según las autoridades nicaragüenses, el satélite pretende prestar servicios de telefonía celular, televisión por cable, servicios de datos e Internet, y eventualmente tendrá cobertura para los demás países de Centroamérica.

En la reunión de Managua acudieron ministros y representantes de las carteras de Telecomunicaciones de Centroamérica.