Las autoridades de Birmania (Myanmar) han anunciado una amnistía que sacará de la cárcel a 452 prisioneros días antes de la histórica visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, informó hoy la prensa estatal.

El Gobierno indicó que los reos serán liberados por "razones humanitarias" y que la amnistía también incluirá a extranjeros para expresar la "amistad y buena voluntad" con los países vecinos, según el diario "New Light of Myanmar".

Está previsto que entre los liberados haya prisioneros políticos o de conciencia.

Obama llagará a Birmania el próximo lunes en la primera visita de un presidente estadounidense al antiguo régimen militar, que en 2011 inició una serie de reformas políticas que incluyó la cesión del poder a un Gobierno civil.

También han liberado a cientos de prisioneros políticos, incluida la nobel de la paz y líder opositora, Aung San Suu Kyi, con quien Obama se reunirá, además de con el presidente, Thein Sein.

Estados Unidos y la Unión Europea han eliminado parte de las sanciones como premio a la apertura política y económica de Birmania, aunque las organizaciones no gubernamentales advierten de que aún se cometen serios abusos en el país.

Esta semana, la ONG Burma Partnership instó al presidente norteamericano a abordar la violencia sectaria entre budistas y la minoría musulmana rohingya, considerada apátrida, así como los abusos del Ejército en el conflicto con la minoría étnica kachin.

Obama iniciará su gira en el Sudeste Asiático el domingo con una visita a Bangkok y, tras una visita el lunes a Birmania, participará en la cumbre de Asia Oriental en Camboya.