El operador de telefonía móvil Vodafone obtuvo una pérdida atribuida de 1.977 millones de libras (2.471 millones de euros) en su primer semestre fiscal (abril-septiembre) frente al beneficio de 6.679 millones de libras (8.348 millones de euros) del mismo periodo de 2011.

El resultado negativo, según informó hoy la operadora a la Bolsa de Valores de Londres, se debió a las difíciles condiciones del mercado, especialmente en países del sur de Europa.

Los ingresos del operador se redujeron en el primer semestre fiscal un 7,4 por ciento hasta llegar a 21.780 millones de libras (27.225 millones de euros) frente a los 23.520 millones de libras (29.400 millones de euros) del año anterior.