Uruguay se enfrentará mañana en el PGE Arena de la histórica ciudad de Gdansk a Polonia en un partido amistoso que encara dispuesta a enderezar el rumbo perdido ante un rival en clara progresión.

La selección uruguaya tratará de mejorar en algo la pálida imagen que dejó en sus últimos partidos de las eliminatorias sudamericanas de la Copa del Mundo.

Los celestes tuvieron un alto rendimiento en el Mundial de Sudáfrica 2010, donde quedaron cuartos, y alargaron su buen juego y resultados positivos hasta la Copa América del 2011 para quedarse con el título.

Llegaron a acumular un invicto de 18 partidos y alcanzaron el segundo lugar de la clasificación de la FIFA, pero en los últimos meses el viento se les puso en contra, ya que en las eliminatorias sudamericanas para la Copa del Mundo de Brasil 2014 solo ganaron uno y además recibieron doce goles.

El seleccionador Oscar Washington Tabárez admitió que está preocupado por el nivel individual y colectivo de su equipo y, pese a ser poco afecto a los cambios, se especula en que podrá haber algunos al menos como forma de prueba para la reanudación de las eliminatorias, el próximo marzo, frente a Paraguay en casa y Chile en Santiago.

Tabárez dejó fuera de la convocatoria para visitar a Polonia a su gran figura Diego Forlán, con escasa aportación en los últimos encuentros, y también al experimentado Sebastián "Loco" Abreu.

En contrapartida convocó por primera vez a los delanteros Gonzalo "Chori" Castro y Christian Stuani, de la Real Sociedad y el Espanyol, respectivamente.

El entrenador sigue confiando en el pundonor y puntería del goleador Luis Suárez y en el amplio despliegue y gol de Edinson Cavani como los referentes ofensivos.

Frente a los polacos no estarán los fijos Maximiliano Pereira (defensa), suspendido, y Diego Pérez (centrocampista), lesionado.

Polonia afronta el encuentro con la motivación de un partido oficial y espera poder confirmar ante su afición la buena progresión que el equipo viene demostrando desde que Waldemar Fornalik asumió la dirección técnica.

Los albirrojos juegan ahora con un 4-4-2, más al ataque que con el anterior seleccionador, Franciszek Smuda, algo que gusta a la afición polaca y que, poco a poco, está devolviendo la confianza en el combinado nacional después del fracaso de la pasada Eurocopa.

Todo apunta a que el capitán de Polonia y una de sus estrellas, Jakub Blaszczykowski, estará sobre el terreno de juego, pese a que acaba de regresar de una larga lesión que lo tuvo alejado de las canchas varias semanas.

"Todavía siento dolor, pero me gustaría jugar contra Uruguay", decía hoy el centrocampista del Borussia Dortmund, quien espera repetir ante los sudamericanos el buen juego que Polonia ya desplegó frente a Inglaterra en el último partido de fase de clasificación para el Mundial, cuando los polacos lograron empatar a uno frente a los de Roy Hodgson.

El estadio de Gdansk ha cambiado expresamente el césped para este partido, ya que el campo se encontraba anteriormente en malas condiciones.

Alineaciones probables:

Polonia: Tyton; Piszczek, Wasilewski, Glik, Komorowski; Polanski, Krychowiak, Blaszczykowski, Obraniak; Milik y Lewandowski.

Uruguay: Muslera; Aguirregaray, Lugano, Godín, Martín Cáceres; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Gargano, Álvaro Pereira o Cristian Rodríguez; Cavani y Luis Suárez.

Árbitro: William Collum (ESC)

Campo: PGE Arena Gdansk.

Hora: 20.45 CET (19.45 GMT).