Al menos ocho personas fallecieron y una docena resultaron heridas tras registrarse una explosión en una fábrica ilegal de petardos en el norte de la India durante la festividad hindú de Diwali, informó hoy la Policía.

Según fuentes policiales citadas por varios medios locales, el accidente ocurrió anoche en una vivienda de la aldea de Yakubpur, en el Estado de Uttar Pradesh, en la que se fabricaban fuegos de artificio y otros productos de manera clandestina.

Entre los fallecidos por la explosión, que causó daños a varios inmuebles de los alrededores, figuran seis miembros de una misma familia, mientras que los heridos, algunos ellos de carácter grave, fueron trasladados a un hospital de la zona.

La Policía ha suspendido en el servicio a tres agentes bajo acusación de haber faltado a sus obligaciones permitiendo que la mencionada unidad de fabricación de petardos operase sin permiso.

Decenas de millones de hindúes celebran esta semana en la India y en otros países el Diwali, la fiesta de las luces, una de las fechas más importantes del calendario del hinduismo.

Los fieles engalanan para esta ocasión sus casas con bombillas y luces de colores similares a las utilizadas por los cristianos en Navidad y hacen viajes turísticosy visitas a sus familiares y amigos con regalos y bandejas de frutos secos y dulces.

"Diwali" conmemora el triunfo del bien sobre el mal, representado en la vuelta del dios Ram a su reino después de imponerse al diablo Ravana y recuperar a su esposa Sita.

Según la tradición, el camino de vuelta de la divinidad fue iluminado por el pueblo con lámparas y velas.

Muchos hindúes, especialmente los más jóvenes, aprovechan también para lanzar petardos y fuegos artificiales, y cada año las autoridades piden mesura para evitar accidentes y contaminación.