Un juzgado de Nueva Zelanda dictó hoy una orden de alejamiento contra un hombre al que la Policía sorprendió cuando se disponía a arrojar estiércol de caballo sobre el príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa, la duquesa de Cornwall, informó hoy la prensa local.

El agresor, identificado como Castilav Bacanov de 74 años, fue arrestado ayer lunes unos momentos antes de que la pareja real hiciera aparición en el centro de la ciudad de Auckland, donde era aguarda por varios miles de personas.

Bacanov, según informó el canal de televisión neozelandesa One News, se declaró inocente al prestar declaración ante el juez, que lo declaró culpable de intento de asalto y le concedió la libertad condicional.

En declaraciones al citado medio, Bocanov dijo que preparó dos grandes bolsas llenas de excrementos de caballo para arrojarlos al príncipe Carlos y su esposa para denunciar que las visitas de miembros de la Realeza sean financiadas con parte de los impuestos que pagan los neozelandeses.

El príncipe Carlos y su esposa Camila iniciaron el pasado domingo una visita oficial de seis días a Nueva Zelanda que forma parte de las actividades con motivo del Jubileo de la Reina Isabel II.