Los cuerpos de socorro de Guatemala rescataron dos cadáveres que permanecían soterrados tras el terremoto que sacudió el país el pasado miércoles, con lo que subió a 44 la cifra de muertes por el sismo, informaron hoy fuentes oficiales, que afirmaron que ya no hay personas desaparecidas.

El cadáver de Dany Domínguez Bautista, de 19 años, fue rescatado este martes y el de Jeremías Fuentes, de 23 años, anoche, en dos comunidades del departamento de San Marcos, el más afectado por el sismo de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter registrado el miércoles pasado.

Un portavoz de los Bomberos Voluntarios Departamentales dijo este martes a los periodistas que tras siete días de constante trabajo, los socorristas lograron rescatar estos cuerpos.

En las labores de rescate participaron decenas de soldados y brigadas del cuerpo de bomberos, así como vecinos de las comunidades de San Marcos.

Según las autoridades guatemaltecas, con el rescate de las dos víctimas ya no queda ninguna persona desaparecida por el terremoto.

Con estos rescates suman 44 los muertos como consecuencia del terremoto del miércoles pasado, que dejó 20.362 damnificados, 1,29 millones de afectados, 9.414 casas dañadas y 18.755 evacuados, 7.218 de los cuales están en albergues temporales.

Las autoridades aún no han cuantificado las pérdidas por el terremoto y según dijo hoy el presidente de Guatemala, Otto Pérez, quien visita las zonas afectadas, el dato estimado lo podría tener el próximo viernes.

El Gobierno decretó el "estado de calamidad" en ocho de los 22 departamentos del país, los más afectados, para facilitar el envío de ayuda las zonas damnificadas y agilizar el proceso de reconstrucción.

Los departamentos bajo esta medida son San Marcos, Quetzaltenango, Huehuetenango, Retalhuleu, Sololá, Quiché, Suchitepéquez y Totonicapán.