La líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, que ha liderado con mano férrea a su bancada en la última década, anunciará mañana si permanecerá o no en el cargo, después de que su partido no recuperó la mayoría en ese órgano legislativo.

"La congresista va a hacer un anuncio mañana, pero sería un error dar por hecho que abandonará el puesto de liderazgo", dijo a Efe una fuente de la oficina de Pelosi, que pidió el anonimato.

La legisladora californiana ofreció hoy una rueda de prensa, al inicio de la breve sesión legislativa antes de fin de año, acompañada de algunos de los demócratas que ganaron escaños en los comicios del martes pasado, entre ellos los hispanos Joaquín Castro, Gloria Negrete McLeod y Tony Cárdenas.

"Son líderes extraordinarios que hará de nuestro grupo parlamentario demócrata en la Cámara baja el primero en la historia -en la historia del gobierno civilizado- en tener una mayoría de mujeres y minorías", dijo Pelosi.

"Antes ustedes, pueden ver a una amplia coalición de estadounidenses que están listos para trabajar con el presidente (Barack) Obama para que avance el país", agregó Pelosi, al destacar la diversidad étnica y cultural de su partido.

Pelosi, de 72 años, asumió en 2007 su cargo como la primera presidenta de la Cámara de Representantes en la historia política de EE.UU. y se dio a conocer por el férreo control de su bancada, desde los mensajes hasta la disciplina de voto.

En los cuatro años que estuvo al frente como presidenta de la Cámara baja, Pelosi, firme aliada de la Casa Blanca, acumuló una larga lista de importantes -aunque polémicos- logros legislativos, incluyendo un plan de estímulo económico y las reformas sanitaria y del sistema financiero.

Pero, cuando los demócratas perdieron 63 escaños y su estatus como mayoría en los comicios legislativos de 2010, Pelosi pasó a ser líder de la minoría.

Nuevamente, en los comicios del martes pasado, su partido tampoco pudo sumar los 25 escaños necesarios para recuperar la mayoría en la Cámara baja.

Pese a que aumentan las especulaciones de que, en efecto, dejará el puesto, Pelosi, que ganó la reelección como representante de su distrito en San Francisco (California), no ha dado pistas sobre si abandonará o no el cargo como líder de la minoría.

Aunque las autoridades no han dado los resultados oficiales de un puñado de contiendas, se prevé que los demócratas, que ahora totalizan 193 contra 242 republicanos, sumarán apenas siete escaños en la Cámara de Representantes tras las elecciones del 6 de noviembre.

Uno de los escenarios que se barajan en Washington es que Pelosi decida permanecer en el cargo como líder de la minoría por otro término de dos años, lo que desataría una frenética búsqueda para su reemplazo.