Los líderes de los dos principales sindicatos españoles, Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT), llamaron hoy a los ciudadanos a participar en la huelga general convocada para mañana, día 14, en contra de las políticas de recortes del Gobierno del Partido Popular.

Esta es la segunda huelga general convocada contra el ejecutivo de Mariano Rajoy, que asumió el poder el pasado diciembre, y el noveno paro de la democracia española.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se refirió a los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) publicados hoy, y que arrojan una inflación interanual del 3,5 por ciento, y los calificó de "mortíferos".

En su opinión, esa inflación, combinada con la caída de la economía española, se debería "llevar por delante" a todo el equipo económico del Gobierno de Mariano Rajoy.

Señaló que la inflación es consecuencia de la política de impuestos y tasas del ejecutivo, y del incremento de los beneficios empresariales, y subrayó que "el fracaso de todas las políticas de recortes es descomunal".

"Hay un aprovechamiento inmoral de la crisis por parte de los empresarios para destruir empleo y aumentar sus beneficios", declaró ante los periodistas el dirigente de UGT.

Por ello, opinó que la huelga general "tiene que llenar las calles con un clamor popular que exija al Gobierno un cambio en sus políticas o que se vaya"·

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, defendió que las movilizaciones y las huelgas siguen siendo un recurso "tan útil y moderno como lo fueron en su origen" y vaticinó un seguimiento "verdaderamente grande" para el paro de 24 horas convocado para mañana.

"Merece la pena perder un día de salario porque no es una pérdida, sino una inversión", dijo, en declaraciones a Efe.

"Precisamente para que no arruinen lo conseguido a base de mucho esfuerzo y sacrificio de varias generaciones, hoy es moderno seguir haciendo huelga", insistió.

En su opinión, los datos demuestran que las medidas adoptadas por el Gobierno conducen a una "profundización de la recesión, a la pérdida de derechos y al empobrecimiento progresivo de la sociedad".

El principal partido de la oposición, el PSOE, hizo hoy público un vídeo en el que anima a la participación en la huelga general, con el lema "14 de noviembre, huelga general, vamos".

En él se relata la situación de media docena de ciudadanos afectados por la crisis económica o por alguna de las medidas de ajuste aplicadas por el Ejecutivo.

"Por Sara, lleva dos años en paro y sin ninguna ayuda. Por Pilar, con la subida del IVA ha cerrado su tienda", se cuenta en el vídeo, que sigue luego con la historia de dos pensionistas que deben pagar sus medicinas o no reciben prestaciones de la Ley de Dependencia, la de unos escolares sin ayuda de comedor o transporte, y varios jóvenes en paro por culpa de la última reforma laboral.

La huelga general cuenta con el respaldo de la llamada Cumbre Social, una organización paraguas que aglutina a los principales sindicatos y más de cien organizaciones sociales, y coincide con movilizaciones en toda Europa.