La Policía de Indonesia toma declaración hoy a unos 50 estudiantes y un profesor de un internado islámico en relación con actividades terroristas en la localidad de Nganjuk, en el este de la isla de Java, informan los medios locales.

Los agentes se incautaron durante la operación llevada a cabo entre ayer y esta mañana armas caseras, rifles, así como libros y vídeos que contenían material para hacer la "yihad" (guerra santa islámica).

El jefe de la Policía de Nganjuk, Anggoro Sukartono, explicó que tratan de determinar si los escolares recibían formación como terroristas en el centro Pondok Darul Akhfiya, según el diario "Jakarta Globe".

La operación antiterrorista se decidió después de que los habitantes de la zona denunciasen actividades sospechosas en el centro escolar, tales como ejercicios militares y entrenamientos nocturnos.

"Practicaban habitualmente artes marciales e incluso tenían un espacio que parecía un campo de entrenamiento militar detrás de la escuela", indicó Maryono, un vecino del internado, en declaraciones a la agencia de noticias indonesia Antara.

El profesor interrogado por la policía ha negado tener relación alguna con actividades o redes terroristas.

"Nosotros no enseñamos terrorismo a los estudiantes, sólo religión y otras materias escolares. Además de eso, nuestros alumnos aprenden también artes marciales", aseguró el maestro.

En las últimas semanas, la Policía ha llevado a cabo centenares de detenciones de personas sospechosas de terrorismo.

Fuentes policiales han indicado que hay una "nueva generación" de organizaciones terroristas de la que desconocen sus motivos y objetivos.

La Policía sospecha que estos grupos podrían tener una filosofía similar a Yemaa Islamiya, el grupo considerado el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático y autor de numerosos atentados, entre ellos el perpetrado en la isla de Bali hace diez años y que mató a 202 personas.

Indonesia, con 240 millones de habitantes mayoritariamente musulmanes, lucha desde hace años contra el radicalismo islámico y contra organizaciones terroristas como Yemaa Islamiya.