Haití se comprometió hoy con los objetivos del bloque G7+, un grupo de 17 países de condición frágil a África, Asia y América que buscan avances en la construcción de la paz, en el desarrollo de los Estados y en la creación de mejores condiciones de seguridad para el desarrollo.

"Por la presente nos comprometemos a tomar todas las medidas complementarias y necesarias. Vamos a iniciar y desarrollar todas las reformas estructurales necesarias para garantizar su aplicación y su potencial ", dijo el primer ministro haitiano, Laurent Lamothe, al referirse al "Nuevo Pacto", como este grupo ha llamado al enfoque político que defiende.

Lamothe intervino en una reunión del G7 + que se celebra hoy y mañana en Puerto Príncipe con la asistencia de ministros y funcionarios de los países que lo integran para debatir sobre la aplicación de planes de desarrollo a través del documentado "Nuevo pacto para la participación de los Estados frágiles", aprobado el año pasado por el grupo en una reunión celebrada en Sudán.

Los objetivos que se ha fijado el G7+ se articulan en torno a acciones como crear un espacio donde la gente pueda expresarse; promover la seguridad para el correcto desarrollo de actividades económicas y sociales y ayudar a la población a tener acceso a la justicia.

Crear puestos de trabajo para los jóvenes y estudiar la forma de gestionar los recursos naturales y los ingresos de sus países integrantes para financiar los proyectos de desarrollo nacional son otras de las acciones en torno a las cuales el G7+ diseña sus estrategias.

En relación con la búsqueda de estos objetivos y acciones, la ministra de Finanzas de Timor Oriental, Emilia Pires, consideró que "los países deben hacer sus propios análisis, no el Banco Mundial, no el Fondo Monetario Internacional (FMI), u otro donante bilateral".

En su opinión, los países donantes deberían organizar su intervención en los países frágiles según los proyectos y las solicitudes de sus poblaciones y evitando la creación de sistemas paralelos, lo que, para el G7+ constituye "una manera de reforzar sus propios sistemas nacionales".

En cuanto a la ayuda internacional "no debe, de ninguna manera, coartar las iniciativas nacionales y locales, sino más bien dejarlas en libertad", declaró el primer ministro haitiano.

Las naciones que integran el G7+ son Afganistán, Burundi, Chad, República Centroafricana, Costa de Marfil, Guinea-Bissau, República Democrática del Congo, Guinea, Islas Salomón, Papúa Nueva Guinea, Somalia, Sierra Leona, Liberia, Sudán, Timor Oriental, Togo y Haití.