Los funcionarios del Estado y los trabajadores municipales griegos han reaccionado hoy a los recortes aprobados la semana pasada con protestas, huelgas y ocupaciones de edificios.

La confederación de sindicatos de funcionarios, Adedy, y el sindicato de trabajadores municipales POE-OTA convocaron hoy un paro de tres horas (10.00-13.00 GMT), al que seguirá mañana una huelga de la misma duración.

Varios centenares de funcionarios se concentraron frente al edificio del Ministerio de Reforma Administrativa y cortaron al tráfico la céntrica avenida Vassilis Sofías, para protestar contra el despidos de 25.000 funcionarios hasta finales de 2013 y los recortes de salarios aprobados la semana pasada por el Parlamento.

El líder de Adedy, Kostas Tsirikas, aseguró que los funcionarios "continuarán la lucha contra el memorándum" de nuevas medidas de austeridad pactado por el Gobierno que dirige el conservador Andonis Samarás con la troika (Comisión Europea, BCE y FMI).

Los trabajadores del Ayuntamiento de Atenas, por su parte, iniciaron la ocupación, que mantendrán hasta el jueves, de uno de los edificios municipales en protesta por el despido previsto de 120 de sus compañeros.

Además, los trabajadores de la Agencia para la Agricultura de Grecia ocuparon cuatro edificios de esta institución pública (tres en Atenas y uno en Salónica) y se mantendrán en huelga hasta el jueves.