El clérigo islámico radical Abu Qatada fue puesto hoy en libertad condicional, después de siete años en custodia en el Reino Unido, tras haber ganado un recurso para evitar su deportación a Jordania, que le reclama por delitos de terrorismo.

Qatada, de origen jordano y que llegó al Reino Unido como refugiado en 1994, salió hoy de la prisión de alta seguridad de Long Martin, en el condado de Worcestershire (centro de Inglaterra).

El lunes, la comisión especial de apelaciones de inmigración -un tribunal especializado en casos de seguridad nacional- dispuso que el imán podía salir en libertad por considerar que en Jordania no recibiría un juicio justo.