La policía detuvo hoy a 25 comerciantes que bloqueaban el ingreso al principal aeropuerto de Bolivia, situado en la ciudad oriental de Santa Cruz, para protestar contra un proyecto de ley que permite confiscar bienes donde se halle droga o contrabando o que hayan sido obtenidos ilegalmente.

Los agentes lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en el ingreso al aeropuerto de Viru Viru y luego intervinieron otros cuatro puntos de bloqueo en la ciudad, informaron fuentes del Gobierno y líderes del sector.

El dirigente de los comerciantes de Santa Cruz, Jesús Cahuana, dijo a Efe que la refriega dejó varios lesionados en su sector por caídas cuando huían de la policía antidisturbios, cuya actuación tildó de "atropello y abuso" frente a una protesta "pacífica".

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, replicó que la policía reaccionó frente a los ataques de los comerciantes con los que se intentó dialogar, pero los agentes fueron rechazados con "una lluvia de piedras".

También denunció que otros manifestantes rompieron parabrisas y azotaron a los transportistas que no acataron el paro de 24 horas convocado por este sector para rechazar también el proyecto de "Ley de Extinción de Dominio de Bienes a Favor del Estado".

Ambos sectores creen que esa normativa pondrá en riesgo su patrimonio porque permitirá la confiscación, por ejemplo, de un autobús si en el mismo un pasajero lleva drogas o de una casa, si en las misma se descubre mercadería de contrabando.

El presidente Evo Morales decidió la semana pasada suspender el debate parlamentario sobre el citado proyecto y lo envió al Tribunal Constitucional para que ese órgano se pronuncie sobre si la norma respeta la Constitución, frente a anteriores movilizaciones de transportistas y comerciantes en otras ciudades.

Cahuana justificó las protestas de hoy en Santa Cruz alegando que el Gobierno continuó negociando con otros dirigentes para que acepten la norma, pese a que está en consulta en el Constitucional.

Transportistas y comerciantes de la ciudad central de Cochabamba cumplen parcialmente un paro, han bloqueado algunas carreteras y marcharán en las próximas horas, mientras que en la sureña Sucre también hubo una manifestación de protestas contra la ley.

Morales ha acusado a quienes rechazan la norma de defender a contrabandistas, narcotraficantes y corruptos, pero los sectores opuestos al proyecto lo niegan de plano y piden que se respete su patrimonio.