La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, viajó hoy a España en busca de apoyo para la construcción de un tren interurbano y para asistir a la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará el viernes y sábado en Cádiz.

Chinchilla partió hoy hacia Madrid, con escala en Panamá, para llegar a la capital española el miércoles e iniciar sus actividades oficiales el jueves con su participación en el Foro de la Nueva Economía.

El ministro costarricense de Comunicación, Francisco Chacón, declaró en una conferencia de prensa que en el foro la mandataria "hará una presentación a empresarios en relación con las posibilidades de inversión" que ofrece Costa Rica.

Ese mismo día, Chinchilla firmará, como testigo de honor, un memorándum de entendimiento entre España y Costa Rica para los estudios técnicos y posible construcción de un tren interurbano en San José.

Este memorándum lo firmarán la ministra española de Fomento, Ana Pastor, y el embajador de Costa Rica en España, Ekhart Peters, según la agenda divulgada por la Presidencia costarricense.

"El convenio se inicia con un estudio de factibilidad para determinar cómo y cuándo España podrá apoyar a Costa Rica en la construcción del tren", comentó Chacón.

El viernes Chinchilla se trasladará a Cádiz para acudir a la Cumbre Iberoamericana, y el sábado participará junto a otros presidentes Centroamericanos en un desayuno con el rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Luego, la presidenta costarricense participará en las sesiones de la Cumbre Iberoamericana.