El segundo juicio contra la encarcelada ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, que afronta cargos por malversación y evasión de impuestos, fue aplazado hoy hasta el próximo día 23 por incomparecencia de la acusada, informaron fuentes judiciales.

El juez Konstantín Sadovski consideró imposible dar comienzo a la vista en ausencia de la acusada y sus abogados, por lo que ordenó el aplazamiento del juicio, que se celebra en la ciudad Járkov, en el noreste del país.

Timoshenko, en huelga de hambre desde el 29 de octubre pasado en "protestas contra el fraude" en la recientes elecciones parlamentarias, se ha negado de manera reiterada a comparecer en el ante el juez por motivos de salud, pues padece de una hernia discal.

El comienzo del juicio, cuya audiencia preliminar de celebró el 19 de febrero de este año también en ausencia de la ex primera ministra, ha sido aplazado ya una decena de veces.

En este segundo proceso judicial, Timoshenko es acusada de endosar al Estado una deuda contraída por la corporación Sistemas Energéticos Unidos de Ucrania (SEUU) con el Ministerio ruso de Defensa por valor de 405,5 millones de dólares.

Según la acusación, Timoshenko desvió fondos públicos en connivencia con el entonces primer ministro de Ucrania, Pável Lazarenko, entre 1997-98, a lo que se suma la evasión de impuestos.

Timoshenko, condenada en octubre pasado a siete años de cárcel por abuso de poder, podría ser sentenciada a hasta doce años de cárcel si es declarada culpable de estos delitos.

El segundo juicio contra Timoshenko podría no ser el último en la ofensiva legal emprendida por las autoridades ucranianas contra ella, ya que la Fiscalía ha adelantado que acusará formalmente a la opositora de complicidad en asesinato.

La ex jefa de Gobierno y líder opositora ha denunciado que la persecución judicial en su contra es por motivos políticos y venganza personal del presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich.