El pívot montenegrino Nikola Pekovic anotó 20 puntos y lideró a los Timberwolves de Minnesota al triunfo de visitantes por 82-90 ante los Mavericks de Dallas, que perdieron el tercer partido consecutivo.

El triunfo de los Timberwolves (5-2) tuvo doble valor porque lo consiguió con sólo 10 jugadores disponibles por parte del entrenador Rick Adelman al tener el resto lesionados, incluido Pekovic, que tampoco pudo concluir el partido al sufrir la torcedura de tobillo izquierdo.

Pero los discípulos de Adelman volvieron a responder con un gran baloncesto de equipo en el que el alero ruso Andrei Kirilenko también destacó al aportar un doble-doble de 16 puntos, 11 rebotes, dos asistencias, dos recuperaciones de balón y puso dos tapones.

Su compatriota el base novato Alexey Shved también destacó como reserva al aportar 16 puntos, cinco asistencias y tres tapones que lo dejaron como sexto jugador del equipo, tercer máximo encestador del equipo que tuvo a cinco jugadores con dobles dígitos.

El puertorriqueño José Juan Barea, exbase de los Mavericks, se perdió el tercer partido consecutivo al no estar recuperado de un esguince que sufre en el pie izquierdo.

El base Darren Collison fue el líder del ataque de los Mavericks al anotar 21 puntos, mientras que el escolta O.J.Mayo llegó a los 18 tantos, que no fueron suficientes para evitar la derrota de los Mavericks (4-4), que siguen sin sus estrellas el alero alemán Dirk Nowitzki y el ala-pívot Shawn Marion.

El entrenador de los Mavericks, Rick Carlisle, fue expulsado por discutir una falta marcada a cinco minutos del final. El entrenador asistente, Jim O'Brien, se encargó de dirigir al equipo de Dallas el resto del partido.