El alero LeBron James volvió a protagonizar otra jornada completa con premio individual de Jugador de la Semana de la Conferencia Este por la mañana y por la noche, trabajo extra, y 38 puntos que permitieron a los Heat de Miami ganar de visitantes 110-113 a los Rockets de Houston.

James tuvo que cargarse de nuevo al equipo sobre sus hombros y evitar la segunda derrota consecutiva en noche seguidas, después de la lección de juego que le dieron los Grizzlies de Memphis.

Los Rockets también estuvieron muy cerca de vencer a los campeones de liga, pero esta vez James, que estableció su mejor marca individual de puntos en lo que va de temporada, no lo permitió porque aportó un doble-doble de 10 rebotes y seis asistencias.

James llegó a los 149 partidos consecutivos con los Heat que anotó dobles dígitos y empató la mejor marca de equipo que está en poder del escolta Dwyane Wade.

Junto a James, el ala-pívot Chris Bosh también logró un doble-doble de 24 puntos, 10 rebotes, tres asistencias y un tapón, que ayudaron a los Heat a completar la remontada en los dos últimos minutos del partido.

Wade, que en Memphis estuvo sin inspiración en el juego ofensivo, siguió con problemas en los tiros a canasta pero al menos anotó 8 de 18 y aportó 19 puntos, siete asistencias y seis rebotes que también ayudaron a los Heat (6-2) a volver al camino del triunfo.

El ala-pívot Udonis Haslem se convirtió en el sexto jugador y aportó 10 puntos y siete rebotes que dejaron a los campeones de liga con la segunda victoria en los tres partidos que han disputado fuera de su campo de una gira de seis.

Los Heat como equipo anotaron 10 de 21 triples, un 47,6 por ciento de acierto, y el 51 (45-89) de campo, comparados al 35 (12-34) y 45 (36-80), respectivamente, de los Rockets.

El alero Chandler Parson anotó 25 puntos, su mejor marca como profesional, y el pívot turco Omer Asik hizo lo propio al aportar un doble-doble de 19 tantos y 14 rebotes.

Mientras que el escolta titular James Harden volvió a tener problemas al inicio del partido, pero al final logró 22 puntos.

La inspiración ofensiva de Parsons y Asik permitió que los Rockets a falta de un minuto y medio para que concluyese el tiempo reglamentario tenían la ventaja parcial de 110-106.

Pero surgió James y anotó 3 de 4 tiros desde la línea de personal en el siguiente minuto y luego logró una canasta al hacer una penetración perfecta que dejó a los Heat arriba en el marcador (110-111) con sólo 19 segundos para que concluyese el tiempo reglamentario.

Los Rockets intentaron un triple por parte del base de origen taiwanés Jeremy Lin cuando faltaban 10 segundos antes de la bocina final y la pelota la capturó Wade, que aseguró el sexto triunfo consecutivo de los Heat en los duelos contra los Rockets.

El escolta-alero argentino Carlos Delfino jugó 24 minutos con los Rockets y aportó ocho puntos después de anotar 3 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 7 triples, capturó cuatro rebotes y repartió tres asistencias.