Tropas afganas mataron a cinco civiles en un ataque transfronterizo con morteros sobre el área tribal de Waziristán del Sur, en el noroeste de Pakistán, según indicó a Efe una fuente del organismo de coordinación de las áreas tribales.

El ataque ocurrió ayer sobre las 17:00 hora local (12:00 GMT) en el área de Naré cuando, según la versión paquistaní, varios morteros disparados desde el puesto fronterizo afgano de Khuja Khadar impactaron sobre territorio de Pakistán.

Una fuente del organismo de coordinación de las áreas tribales -situado en la ciudad noroccidental de Peshawar- afirmó a Efe por teléfono que el ataque afectó una zona abierta en la que se encontraban cinco civiles que fallecieron en el acto.

Una fuente militar confirmó a Efe que las víctimas sufrieron el impacto cuando viajaban en un vehículo para recoger leña, aunque cifró en cuatro el número de fallecidos y matizó que entre ellos había dos niños.

Los ataques transfronterizos han sido objeto de habitual controversia entre Kabul e Islamabad, con acusaciones cruzadas por las muertes de civiles y miembros de las fuerzas de seguridad de ambos países a causa de estos incidentes.

Su número se ha reducido considerablemente después de que el año pasado se produjeran diversos ataques en ambos lados de la frontera, que es especialmente porosa y que en su tramo norte es escenario de una intensa actividad insurgente en los dos países.

La situación se ve agravada por la histórica disputa fronteriza entre los dos vecinos, ya que Afganistán no reconoce el límite que establece la "Línea Durand", aún vigente pero trazada en tiempos del Imperio Británico y que divide entre ambos países a la etnia pastún.