El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, viajó hoy a Lisboa para una visita oficial a Portugal, dentro de una breve gira que continuará por España para asistir en Cádiz a la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.

Santos partió del aeropuerto internacional bogotano de ElDorado en compañía de su esposa, María Clemencia Rodríguez de Santos, y la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, según informaron fuentes del Ejecutivo en la capital colombiana.

En Lisboa, cuya visita de Estado abarcará del 14 al 15 de noviembre, Santos tiene previsto reunirse por separado con el presidente y el primer ministro de Portugal, Aníbal Cavaco Silva y Pedro Passos Coelho, respectivamente.

Según la agenda de la visita, el presidente portugués se encontrará con Santos el día 14 por la noche para un banquete en el Palácio da Ayuda, sede del Ejecutivo.

Antes de la recepción, y en el transcurso de este mismo día, Santos colocará una ofrenda floral en el mausoleo del escritor Luíz Vaz de Camoes, visitará varios lugares de interés histórico y cultural e inaugurará la exposición de pinturas "Viacrusis: la pasión de Cristo", de su compatriota Fernando Botero.

Al día siguiente, el gobernante colombiano será recibido por Passos Coelho en la Asamblea de la República tras inaugurar un foro empresarial organizado por el Fondo de Promoción de Exportaciones de Colombia (Proexport).

En la jornada, Santos firmará varios acuerdos con Passos Coelho, comparecerá ante la prensa y, después de almorzar con el primer ministro portugués, viajará a España.

Antes de Cádiz, donde participará del viernes al sábado en la XXII Cumbre Iberoamericana, Santos estará en la ciudad de Valencia, donde recogerá el Premio de Convivencia, instituido por la Fundación Broseta, según lo confirmaron a Efe en Bogotá fuentes del Ejecutivo.

El Premio de Convivencia lleva el nombre del catedrático de derecho y político valenciano Manuel Broseta Pont, y le fue concedido a Santos por su lucha contra la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Hace tres días, Santos dijo por la Radio Nacional que la de Cádiz "es una Cumbre muy importante, muy simbólica, porque es la celebración de los 200 años de la Constitución que se conoció como La Pepa, que fue como una especie de paraguas para muchas constituciones en América Latina".