Medio millar de representantes del sector cafetero de 38 países iniciaron hoy en Costa Rica un encuentro para analizar estudios científicos sobre las ventajas para la salud de consumir café, así como el reto que representa el cambio climático para su cultivo.

La XXIV Conferencia Internacional en Ciencias del Café, organizada por la Asociación para la Ciencia y la Información de Café (ASIC, por sus siglas en inglés), fue inaugurada este lunes por el presidente del organismo, el italiano Andrea Illy, y el vicepresidente de Costa Rica, Luis Liberman.

Illy declaró en una conferencia de prensa que esta es la primera ocasión en que el evento se lleva a cabo en Centroamérica, donde el café es uno de los más importantes productos de exportación.

Añadió que en esta edición se ha establecido un nuevo récord de asistencia, con unos 500 representantes del sector de 38 países de América, Asia, África, Europa y Oceanía.

Por su lado, Liberman celebró que Costa Rica haya sido escogida sede del evento y aseguró que el país cuenta con uno de los índices más altos de productividad de café por hectárea, lo que atribuyó a "más de 60 años de investigación y desarrollo".

"Detrás de cada grano hay ciencia, investigación y muchas cabezas pensando en cómo mejorar la calidad, cómo hacerlo más resistente a plagas y procurar mayores beneficios para la salud y el cambio climático", manifestó durante la inauguración del foro.

En la conferencia internacional, que se extenderá hasta el próximo viernes, se presentarán investigaciones acerca de los beneficios del café en la salud, herramientas para combatir las plagas y enfermedades, los procesos productivos, mejoras genéticas del grano y la amenaza del cambio climático, entre otros temas.

Según la ASIC, la evidencia científica indica que tomar de tres a cuatro tazas de café por día (con un máximo de 100 miligramos de cafeína por taza) es saludable y parte de una dieta balanceada, por lo que no representa ningún riesgo.

Illy comentó que en los últimos años los precios internacionales del café han venido en alzada, pero afirmó que es necesario continuar realizando investigaciones que deriven en mejoras de la productividad.