La policía confiscó 1.577 kilos de cocaína el fin de semana en operaciones distintas de allanamientos a residencias y capturó a 13 personas entre panameños y colombianos supuestamente vinculados a la droga, informaron las autoridades el lunes.

En el primer operativo, la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) allanó una residencia en la capital y decomisó 507 kilos de cocaína, cuatro vehículos y capturó a dos panameños y dos colombianos en el barrio Altos de Panamá, dijo el subdirector de la entidad, el comisionado Alexis Muñoz.

Posteriormente, en otra vivienda del mismo barrio y perteneciente a la misma organización los agentes confiscaron 270 kilos de cocaína y capturaron a una mujer panameña y a su hijo, ambos sospechosos de estar vinculados a la droga.

Muñoz detalló que en otro caso separado, la Unidad de Táctica de Operaciones Antidrogas de la DIJ en un operativo de seguimiento incautó 600 kilos de cocaína que estaban enterrados un área boscosa de una finca privada cercana a la playa Blanca, en la provincia caribeña de Colón. En dicha operación la policía capturó a dos panameños y dos colombianos, un par se encontraba en la finca allanada y los otros dos fueron detenidos cuando intentaban escapar en una lancha rápida.

En el cuarto operativo los agentes allanaron un apartamento en la céntrica localidad de Bella vista en la capital y confiscaron 200 kilos de cocaína, tres vehículos, 11.749 dólares en efectivo, tres pistolas y detuvieron a cuatro colombianos.

Durante décadas, Panamá ha sido considerado un paso tradicional para el trasiego de drogas desde Sudamérica hacia Norteamérica y Europa. Y se ha convertidos en uno de los países del hemisferio que más drogas ha decomisado en los últimos años, según las autoridades. En el 2011 fueron decomisadas unas 30 toneladas de cocaína, según estadísticas del Ministerio de Seguridad.