Penélope Cruz será la musa de la casa española Loewe durante los próximos tres años y la primera campaña en la que aparecerá será la de primavera-verano 2013, según anunció hoy la marca en un comunicado.

Aunque su primera imagen no se verá hasta el próximo enero, Penélope Cruz señaló en la nota de Loewe lo "afortunada" que se siente al formar parte de este proyecto, vinculado a una firma internacional "orgullosa de sus raíces españolas" y que reconoce haber "admirado" siempre.

Y valoró el hecho de que las colecciones estén realizadas "por maestros artesanos españoles".

"Es una marca auténtica y con mucha historia", agregó.

Loewe, fundada en 1846 por Enrique Loewe, pasó a formar parte del grupo francés de lujo Louis Vuitton-Moët Hennessy (LVMH) en 1996.

Su director creativo, el británico Stuart Vevers, manifestó que como diseñador "la belleza poderosa y sensual de Penélope" ha sido para él una "inspiración" y una referencia constante de su "ideal de mujer española".

En la misma línea, Lisa Montague, consejera delegada de la firma, apuntó que la actriz es una embajadora perfecta de sus diseños, pues representa valores que les definen como "la pasión, la autenticidad y excelencia".

El conocido activismo de Penélope Cruz contra el comercio y uso de pieles choca de lleno con el hecho de que los diseños habituales de la firma están confeccionados con ellas.

Sin embargo, según confirmaron a Efe fuentes de Loewe, este acuerdo "demuestra que hemos conseguido un equilibro en nuestra política de sostenibilidad y de respeto mediante el control cuidado de nuestras pieles y proveedores con los que trabajamos".

La intención, a partir de ahora, es establecer una relación "fuerte" para "entender sus gustos" y así elegir la ropa que "mejor le pueda convenir" para cada ocasión.

La protagonista de "Vicky Cristina Barcelona" no es la primera vez que presta su imagen a una firma de moda. Estuvo unida a Ralph Lauren durante algún tiempo siendo imagen del perfume "Glamourous".

Su rostro más perfecto aparece, desde hace cinco años, en la publicidad de los productos L'Oreal mientras que su imagen más divertida y gamberra la deja para promocionar su pasión con por los videojuegos en Super Mario Bros., donde también participa su hermana Mónica.

Su idilio con la moda ha llevado a ambas ha presentar su propia colección de ropa y complementos para Mango y además, la actriz, ha diseñado lencería para Agent Provocateur.