El Gobierno panameño expresó hoy sus condolencias al pueblo de Haití por las muertes y daños ocasionados por las fuertes lluvias que azotaron a ese país, donde la cifra de decesos se elevó a diecisiete.

El Gobierno y pueblo de Panamá "lamenta la muerte de los ciudadanos haitianos y los daños ocasionados por las lluvias torrenciales que se dieron en Cabo Haitiano", indica un comunicado del Ministerio panameño de Relaciones Exteriores.

Panamá "envía la más sincera solidaridad para los ciudadanos que han sido víctima de este desastre natural", añade el comunicado.

Por su parte, la embajada de Panamá en Haití ha informado que hasta el momento ninguno de los panameños que reside en esa ciudad ha resultado afectado, según la información.

En Cabo Haitiano se anunció este domingo que el rescate del cuerpo sin vida de una niña de cinco años de las aguas de un río en el norte de Haití elevó a 17 el número de muertes, causadas por las torrenciales lluvias que desde hace varios días sacuden esa zona del país.

El Gobierno de Haití y la ONU clamaron el jueves por un auxilio internacional de 39 millones de dólares para hacer frente a las necesidades urgentes de los afectados y restablecer la operación de centros de salud, escuelas, reparar caminos y carreteras y acueductos.

Haití trata de recuperarse de los dañinos efectos que hace pocos días causó, a su paso por el Caribe, el huracán "Sandy", que dejó 54 muertos, veinte desaparecidos y una veintena de heridos, de acuerdo con cifras oficiales.