Al menos tres efectivos de seguridad iraquíes murieron hoy por la explosión de un artefacto explosivo contra su patrulla en la provincia de Diyala, en el noreste de Irak, informó a Efe una fuente policial.

La fuente explicó que en ese suceso perdieron la vida tres policías y otros tres resultaron heridos en la aldea de Al Mejisa, al este de la ciudad de Baquba, capital de Diyala.

En otro incidente, otra bomba estalló contra una patrulla del Ejército iraquí en la zona de Naft Jana, 120 kilómetros al noreste de Baquba, lo que causó heridas graves a un soldado y daños materiales en uno de los vehículos.

Además, según la fuente, la Policía iraquí detuvo a cuatro supuestos miembros de la organización terrorista Al Qaeda, al tiempo que descubrió un arsenal de armas en una redada llevada a cabo en la misma localidad de Al Mejisa.

Irak vive actualmente un repunte de la violencia que ha puesto en entredicho la seguridad en el país, escenario de distintas cadenas de atentados dirigidas principalmente contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad, e intensificadas desde la salida definitiva de las tropas estadounidenses el 18 de diciembre pasado.