El ritmo de la recuperación económica global será lento hasta al menos 2014, señala hoy un informe macroeconómico de la agencia de calificación de riesgo "Moody's".

De acuerdo con el documento, que evalúa la situación en el periodo 2012-2014, los ajustes económicos estructurales que deben aplicarse para la recuperación se materializarán lentamente.

Moody's menciona riesgos globales, como una recesión en la zona del euro más profunda de lo esperado, que estará acompañada por una contracción del crédito; un excesivo ajuste fiscal en EEUU en 2013, un efecto en los precios del crudo debido a riesgos geopolíticos y problemas en los principales mercados emergentes.

"Estamos revisando a la baja nuestro pronóstico debido a los continuos ajustes ante los desequilibrios globales", señala Colin Ellis, vicepresidente de Análisis Macrofinanciero de Moody's.

Moody's resalta que sólo una modesta recuperación podrá verse en las economías avanzadas del Grupo de los 20 (G20, países desarrollados y emergentes).

La agencia afirma que mantiene su pronóstico de un crecimiento relativo en EEUU y espera un estancamiento en la zona del euro en 2013, mientras que para las economías del G20 en general, Moody's espera un crecimiento real del 2,7 por ciento en 2012, seguido de un 3 por ciento en 2013 y un 3,3 por ciento en 2014.

"En nuestra opinión, la consolidación fiscal y la volatilidad en los mercados financieros seguirán pesando en los negocios y la confianza de los consumidores en las economías avanzadas, mientras que el aumento de la incertidumbre seguirá afectando el gasto, las contrataciones y la inversión", agrega Ellis.