La policía española liberó a un ciudadano de Bangladesh presuntamente secuestrado por tres hombres que le retuvieron en un cobertizo durante 48 horas, a pan y agua, bajo la amenaza de matarle si su familia no abonaba unos 4.000 euros que debía.

El jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso Fernández, informó hoy sobre este suceso del que los agentes tuvieron cocimiento el pasado 8 de noviembre.

Explicó que ese día la familia de Hemayet K., un pequeño empresario de origen bangladeshí de 37 años que tiene un restaurante en Madrid, denunció que habían recibido una llamada en la que amenazaban con matarle si no abonaban el rescate antes de las cinco de la tarde del día 10.

Ante la posibilidad de que los secuestradores matasen a la víctima, agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) irrumpieron en el cobertizo, liberaron al secuestrado y detuvieron a sus presuntos captores, cuando faltaban diez minutos para que cumpliese el plazo dado a la familia para efectuar el pago.

Los detenidos son dos ciudadanos pakistaníes -Shahid A., de 34 años y Ahmed R., de 42- y un ciudadano español de 37 años identificado como Fernando G.P., dueño del cobertizo y persona que custodiaba a la víctima.

Los agentes encontraron al secuestrado en ropa interior, atado de pies y manos a una cama, con muy bajas temperaturas.

El hombre relató posteriormente que fue engañado para acudir al lugar donde unos individuos le secuestraron.

La Policía comprobó que la víctima había presentado el pasado 22 de agosto una denuncia contra una persona que, según relató, le había amenazado de muerte si no saldaba una supuesta deuda de 4.000 euros.

Los agentes sospecharon que uno de los secuestradores podría ser esta persona, un ciudadano de origen pakistaní, y que la víctima podía estar en un cobertizo ubicado en las afueras de Lozoyuela, una pequeña localidad de la sierra norte de Madrid.

Ninguno de los detenidos ni el secuestrado tiene antecedentes policiales.