La Autoridad Portuaria de Ghana (GPHA) amenazó hoy con cortar de nuevo el suministro de agua y electricidad a la fragata argentina "Libertad", retenida desde el pasado 2 de octubre, después de que la tripulación disuadiera hace cinco días con armas un intento de funcionarios ghaneses de mover la nave.

La GPHA dio ese aviso si el buque no se traslada del atracadero 11 del puerto de Tema, a 25 kilómetros al este de Accra, al atracadero 6 para permitir el atraque de otros barcos, como ordenó el pasado día 5 el Tribunal Superior de la capital ghanesa.

"Estamos estudiando medidas para obligarles (a los tripulantes de la fragata) a mover el buque", dijeron a Efe fuentes de la GPHA, al precisar que Argentina ha apelado contra la decisión del tribunal y que la Autoridad mantiene consultas con sus abogados.

"Tenemos intención de negarles algunos servicios, como el servicio para repostar, el agua y la electricidad", afirmaron las citadas fuentes, sin precisar cuándo se aplicarán esas acciones.

Hace tres días, el Ministerio de Defensa de Argentina confirmó que la tripulación de la fragata amenazó con abrir fuego el pasado miércoles, cuando dos remolcadores "se aproximaron a la fragata y personal de amarre se acercó con la intención de abordarla", después de que se cortara el abastecimiento de agua y electricidad.

Las citadas fuentes de la GPHA, que confirmaron el incidente, agregaron que "la situación actual no es culpa de GPHA, pues se trata de una orden judicial", en referencia a la demanda de un fondo especulativo para retener la nave que aceptó la Justicia ghanesa.

El buque escuela de la Armada argentina recibió una orden de traslado a otro embarcadero el pasado día 5, puesto que, según la GPHA, está dificultando la actividad en las instalaciones.

Sin embargo, Argentina asegura que, de efectuarse el traslado, peligraría la vida de los tripulantes y se podrían causar daños materiales, ya que no dispone del personal necesario para mover la embarcación, en la que sólo permanecen 44 marineros y el capitán.

Según Argentina, se necesitan al menos 145 personas a bordo, condición que no se cumple, ya que el Gobierno de Buenos Aires evacuó y repatrió a 281 de sus 326 tripulantes el pasado 24 de octubre.

El buque escuela lleva más de un mes inmovilizado en el puerto de Tema por una denuncia presentada por acreedores del Gobierno argentino, que exigen el pago de deudas.

La Justicia ghanesa aceptó la demanda de embargo interpuesta por el fondo NML, que reclama a Argentina una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001, en medio de una severa crisis económica.

El Gobierno argentino sostiene, sin embargo, que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada, como es la fragata "Libertad".

La Justicia ghanesa argumenta que Argentina -que no quiere pagar los 20 millones de dólares que NML pide como fianza- renunció a la inmunidad diplomática de sus bienes al emitir sus bonos soberanos.

El buque zarpó el pasado 2 de junio de Buenos Aires para hacer su viaje anual de instrucción y ha visitado puertos de Brasil, Surinam, Guyana, Venezuela, Portugal, España, Marruecos y Senegal.