La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) dijo hoy que calcula que entre 10.000 y 20.000 sirios que han abandonado sus hogares están de tránsito o en movimiento continúo en zonas de Siria muy próximas a la frontera con Turquía.

Esos desplazados están fuera del alcance de la Media Luna Roja siria, la sociedad de auxilio nacional, que es la principal responsable de asistir a los más de 110.000 turcos que viven actualmente en 14 campamentos bajo gestión exclusiva de las autoridades turcas.

Muchos de los desplazados están de camino a Turquía, mientras que otros han optado por trasladarse de una localidad a otra dentro de Siria en busca de lugares seguros y con la esperanza de que el conflicto armado ceda y puedan regresar a sus hogares.

El jefe de Gestión de Crisis y Desastres de la FICR, Simon Eccleshall, reveló que una de las estrategias de supervivencia que esos desplazados sirios han adoptado es que algunos de ellos cruzan regularmente a Turquía para recoger alimentos y otra ayuda humanitaria y llevarla a sus grupos.

Ante el aumento de las necesidades en Turquía, por la ola de refugiados sirios que han llegado desde el pasado julio, y en las zonas sirias adyacentes a la frontera, la FICR anunció que reforzará su apoyo a la Media Luna Roja turca para que aumente su capacidad y atienda a 180.000 sirios en los próximos meses.

Esa cifra se desglosa en más de 110.000 refugiados que ya viven en catorce campamentos turcos, hasta 20.000 sirios que en zonas cercanas a la frontera y otras 50.000 personas que se calcula pueden cruzar próximamente a Turquía.

Desde julio, el número de personas alojadas en campamentos se duplicó a causa de la intensificación de los combates en ciudades del norte de Siria, especialmente en Alepo.

Según Eccleshall, Turquía destina 2,5 millones de dólares diarios para la alimentación de la población siria desplazada.

De los catorce campamentos, sólo uno está formado por contenedores, donde las condiciones de vida de los refugiados son muy precarias, pero están mejor protegidos del frío que se avecina que los que viven en el resto de campamentos constituidos únicamente por tiendas de campaña.

A este respecto, el representante de la FICR dijo que el aumento de su colaboración con la Media Luna Roja siria estará en gran medida enfocada a la preparación de esos emplazamientos para el invierno.

Además de los catorce existentes, el Gobierno turco ha empezado a levantar tres campamentos adicionales que podrán albergar a unas 10.000 personas cada uno.