El ministro español de Economía, Luis De Guindos, comparece hoy ante la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara para informar de las reformas que España está haciendo para reducir su déficit y de la marcha del saneamiento de la banca.

La comparecencia del ministro se produce a petición de los eurodiputados de esta comisión parlamentaria que puede invitar a ministros del ramo de la Unión Europea con déficit excesivo.

Junto a De Guindos comparecerá también el titular de Finanzas del Ejecutivo italiano, Vittorio Grilli, y el martes será el turno de los ministros griegos de Finanzas, Giannis Stournaras, y de Empleo y Seguridad Social, Ioannis Vroutsis.

Ya han explicado los ajustes económicos ante los eurodiputados los ministros de Economía de Bélgica, Hungría y del anterior Gobierno de Grecia.

Se prevé que los europarlamentarios de la comisión pregunten a De Guindos sobre los planes del Gobierno para hacer frente al déficit y la alta tasa de desempleo, así como por la posibilidad de que España pida ayuda financiera para activar la compra de bonos en el mercado secundario por parte del Banco Central Europeo (BCE).

La comparecencia de De Guindos se producirá después de que la semana pasada Bruselas hizo unas previsiones sobre España que distan bastante de las del Gobierno.

Así, la Comisión Europea (CE) considera que el déficit será del 8 % del PIB este año y del 6 % en 2013, frente a los pronósticos del Ejecutivo español del 6,5 % en 2012 y del 4,5 % el año que viene.

En cuanto al déficit público de España, alcanzará este año el 8 % del PIB, para bajar en 2013 al 6 % y repuntar de nuevo hasta el 6,4 % en 2014, si no hay nuevas medidas.

Con esos pronósticos de la CE, el país estaría lejos de cumplir con los objetivos fijados por el Gobierno español, que prevé rebajar ese indicador al 6,3 % este año, al 4,5 % en 2013 y al 2,8 % en 2014, por debajo del techo del 3 % que establecen las normas europeas.

El vicepresidente y comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha pedido a De Guindos que concrete pronto las medidas de consolidación fiscal previstas para 2014.

Después de su comparecencia en el Parlamento Europeo, el ministro español se trasladará directamente al Consejo, donde participará en la reunión del Eurogrupo, que analizará precisamente las previsiones de la Comisión Europea y la situación económica en España.

También constatará la "buena marcha" del plan de ayuda a la banca, si bien aún no desembolsará el primer tramo par los cuatro bancos nacionalizados (Bankia, Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia), a la espera de que la Comisión Europea apruebe el próximo día 28 sus planes de reestructuración y recapitalización.