El expresidente de Chile Ricardo Lagos presidirá el grupo de reflexión que será creado para preparar la reforma de las cumbres iberoamericanas, avanzó hoy a Efe el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo,

Se espera que la XXII Cumbre Iberoamericana que se celebrará el 16 y 17 de noviembre en la ciudad de Cádiz, en el sur de España, abra el proceso de reforma de estas citas que reúnen en la actualidad una vez al año a los jefes de Estado de América Latina, España, Portugal y Andorra.

Entre otros posibles cambios, se analizará su transformación en bienales de manera que se alternaría su celebración con la que cada dos años lleva a cabo la Unión Europea con el bloque latinoamericano.

"Probablemente ha llegado el momento" de no solapar estas cumbres con las que celebra la Unión Europea con América Latina y el Caribe cada dos años y de intercalar ambas citas, señaló Margallo.

Tras elogiar el "enorme prestigio" de Lagos, que presidió Chile entre 2000 y 2006, el responsable de la diplomacia española puntualizó que el año en el que no haya Cumbre Iberoamericana se celebraría una reunión de todos los cancilleres, además de reuniones ministeriales.

La decisión sobre el futuro de estas citas y su estructuración se tomará el próximo año en la reunión de Panamá, que recogerá el testigo de Cádiz.

Las cumbres se han celebrado sin interrupción veintidós años, en momentos complicados y en muy distintas circunstancias, ya que cuando comenzaron era Europa la que crecía y la que avanzaba en su proceso de integración, mientras América Latina parecía estancada, recordó Margallo.

La situación actual ha cambiado y Latinoamérica resiste en mejor situación la crisis mundial, por lo que el Gobierno español pretende que la cumbre de Cádiz sea un escaparate del creciente protagonismo de los países latinoamericanos en la escena económica internacional.

"Una relación renovada" es el lema de la cita, que reunirá el viernes y sábado próximos a los mandatarios de la comunidad iberoamericana en la ciudad que hace 200 años vio el nacimiento de la Constitución liberal de 1812.