El ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, aplaudió hoy el dictamen de la abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que criticó las normas que regulan los desahucios en España.

El canciller tildó esa declaración de "un paso adelante", aunque afirmó que "es una lástima que reaccionen cuando ya la gente comienza a suicidarse".

En menos de 20 días dos personas se han suicidado en España cuando iban a ser desalojadas de su vivienda. Desde el inicio de la crisis, los desahucios han afectado a unas 400.000 familias en el país europeo.

Según datos proporcionados a Efe en julio por la Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (CONADEE), sólo en Madrid existen entre 60.000 u 80.000 inmigrantes ecuatorianos al borde de perder su vivienda.

Patiño dijo que es positivo "saber que la misma normativa europea plantea que el desahuciar a las personas de sus casas, botarlos de sus casas, están atentando contra los derechos humanos, contra el derecho a tener una vivienda, contra al derecho a tener una familia en condiciones mínimas de dignidad".

La abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Juliane Kokott, ha señalado que las medidas que regulan en España los procesos de desahucio por el impago de una hipoteca son incompatibles con las normas europeas de protección de los consumidores.

Las conclusiones de la abogada general no vinculan al Tribunal, pero habitualmente adelantan el sentido de la posterior sentencia.

Las dos asociaciones que agrupan a las entidades financieras españolas anunciaron hoy una moratoria en los desahucios a la espera de que el Gobierno y el Partido Socialista, la principal fuerza de oposición, cierren un pacto de reforma de la legislación de ejecuciones hipotecarias.

El problema de los desahucios será previsiblemente uno de los temas que trate el presidente de Ecuador, Rafael Correa, en un viaje a Italia y a España que iniciará mañana, y donde visitará a migrantes.

También participará en la XXII Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en la ciudad española de Cádiz el viernes y el sábado.

Los inmigrantes ecuatorianos son los latinoamericanos más numerosos en España, con unas 400.000 personas, más otros 200.000 que tienen doble nacionalidad.