Barrabravas de Deportes Quindío enfrentaron con cuchillos y palos a la policía en el estadio Centenario de Armenia, tras la eliminación de su conjunto a manos de Independiente Medellín de la semifinal del torneo Clausura del fútbol colombiano.

Imágenes de un fanático que amenazó a un agente con un cuchillo ilustraron la magnitud de los incidentes antes, durante y después del encuentro que ganó 3-1 el Medellín el domingo.

Las refriegas dejaron un aficionado herido con arma blanca, otros 13 con diversas lesiones y 15 menores retenidos, confirmó el lunes Héctor Marín, secretario de Gobierno de la alcaldía de Armenia.

La policía decomisó 40 armas blancas y drogas, indicó Marín a los medios.

Los choques se agravaron al final del encuentro y varios barrabravas atacaron los autobuses con seguidores del Medellín, según las autoridades.