Un ocelote fue capturado por agentes policiales sobre el techo de una vivienda tras provocar el temor entre los vecinos y ahora se espera llevar al felino salvaje de regreso a la selva o entregarlo a un zoológico, se informó el lunes oficialmente.

Estela Gómez, directora de Vida Silvestre de la Secretaría del Ambiente, dijo en entrevista con The Associated Press que se desconocía cómo llegó el animal hasta el pueblo de Itauguá, a 25 kilómetros al sur de Asunción.