Los Gobiernos de México, Costa Rica y Belice calificaron hoy como un "cambio paradigmático" respecto al régimen internacional vigente la legalización de la producción y consumo de marihuana en algunas regiones.

La posición está recogida en una declaración conjunta firmada por los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Costa Rica, Laura Chinchilla, y por el primer ministro de Belice, Dean Barrow, dada a conocer tras una reunión que mantuvieron en la capital mexicana.

El documento no menciona a qué países se refiere, pero se produce después de que los votantes de los estados estadounidenses de Colorado y Washington aprobaran recientemente la despenalización de la producción, la venta y el consumo de la marihuana.