Veinticuatro civiles y un policía resultaron lesionados, principalmente con problemas auditivos, por la explosión de dos bombas lanzadas por presuntos guerrilleros de las FARC que impactaron viviendas cerca de una estación de policía, informó el lunes la Policía Nacional.

El ataque se produjo alrededor de las 21.30 horas del domingo (0230 GMT del lunes) en el casco urbano del municipio de Suárez, departamento de Cauca y a unos 345 kilómetros al suroeste de Bogotá, explicó telefónicamente el coronel Ricardo Alarcón, comandante de la Policía en Cauca.

Dijo que los atacantes utilizaron la modalidad de "tiro recto" que consiste en rampas de lanzamiento de cilindros con explosivos desde un vehículo que sirve como plataforma. Una vivienda resultó destruida, y 60 quedaron con daños, señaló el funcionario policial.

Alarcón aclaró que ninguno de los 25 lesionados reviste gravedad. Precisó que nueve resultaron con heridas por esquirlas y las 16 restantes tuvieron problemas acústicos.

Atribuyó los ataques a las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cuyos delegados tienen previsto reunirse en Cuba el 15 de noviembre con los representantes del gobierno del presidente Juan Manuel Santos para continuar con un diálogo de paz que las partes iniciaron el pasado 18 de octubre en Oslo, Noruega.