El primer satélite de Ecuador solo estará en órbita en el primer cuatrimestre de 2013, debido a atrasos en la agenda de lanzamiento de cohetes en Rusia, informó hoy la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana (EXA).

El pequeño aparato, un cubo de 10 por 10 centímetros, con paneles de 75 centímetros y un peso de 1,2 kilogramos, debía haber abandonado la atmósfera terrestre el 20 de noviembre, junto con 23 satélites de otros países.

No obstante, atrasos en el lanzamiento de otro cohete ha trastocado el programa y ahora el vehículo de lanzamiento RS20, que llevará a los satélites, solo saldrá en el primer cuatrimestre del próximo año, según la empresa ruso-ucraniana KOSMOTRAS, encargada de la operación, explicó la EXA.

El despegue del RS20 con el aparato ecuatoriano, bautizado "Pegaso", estaba inicialmente previsto para septiembre pasado, pero se pospuso debido a que otro satélite que debía ir en el mismo cohete no estaba listo.

Según el director del programa espacial ecuatoriano, el cosmonauta ecuatoriano Ronnie Nader, el proyecto le costó a la EXA alrededor de 80.000 dólares, en tanto que el Estado ecuatoriano invirtió unos 500.000 dólares para "comprar" el espacio en el cohete ruso para lanzarlo.

"Pegaso", que está preparado desde el año pasado, lleva una cámara de televisión que enviarán imágenes "en vivo" a una estación en tierra en Ecuador para emitirlas directamente por Internet.

La EXA quiere incluir el aparato en programas educativos y por ello tres colegios de Quito, Guayaquil y Cuenca forman parte del plan piloto para incorporar la información sobre temas espaciales en los programas de estudio.