El futbolista del Barcelona Andrés Iniesta ha reconocido hoy que no es una "situación normal" la de estar sentado en el banquillo, tras no ser titular ni ingresar unos minutos al campo de juego en el triunfo de su equipo ayer frente al Mallorca.

"Nunca se sabe la desgracia o la suerte de estar en un banquillo en un momento determinado, aunque es cierto que no es una situación normal", ha asegurado cuando se lo ha consultado sobre esta situación.

Iniesta, mesurado como de costumbre, quien esta mañana ha participado de la presentación de un teléfono móvil en el centro de Madrid, también se ha referido al presente del equipo y a la polémica instalada en torno a las discusiones de Lionel Messi y David Villa dentro de un campo de juego.

"La relación es buena, esos momentos son circunstancias normales que pasan en los partidos, no hay otro cosa", ha aclarado, a la vez que ha admitido que "por momentos las cosas no se hacen bien" y que no es fácil doblegar a los equipos, en relación a la cantidad de goles que le están encajando al Barcelona.

Sobre las diferentes posturas y visiones que tiene los clubes respecto a la cantera, Iniesta ha subrayado que tiene "la suerte" de estar en Barcelona, en donde se "confía" en los canteranos.

"Cuando no se confía, no merece mucho la pena porque no se le da una oportunidad a los jugadores que vienen de abajo", ha aseverado.

En tal sentido, más allá de las coyunturas -"yo subí en un momento difícil con Van Gaal", ha remarcado-, a su juicio lo importante es "valorar" a los canteranos y al fútbol base.

Iniesta ha aprovechado la oportunidad para volver a elogiar a Messi, a quien ha calificado como "el número uno", por lo que, a su entender, debe ganar el Balón de Oro.

"Es único y determinante y por eso bate todos los récords. Lo que le hace feliz a la gente del Barça es que le queda mucho por delante", ha expresado.

Antes de incorporase a la selección para viajar rumbo a Panamá, Iniesta ha afirmado que "los partidos oficiales están y hay que respetarlos y aprovecharlos".

"Es cierto que no es un viaje corto pero a los que nos toca participar viajamos encantados", ha manifestado.