No pudo ser peor la jornada para los Sixers de Filadelfia al ver cómo no sólo perdían por cinco semanas más al pívot estrella Andrew Bynum al seguir sin recuperarse de la rodilla derecha, sino que también perdían en su propio campo por 96-105 el partido de liga ante los Bucks de Milwaukee.

El base Brandon Jennings se encargó de liderar el ataque de los Bucks con 33 puntos, mientras que el escolta Monta Ellis llegó a los 18 tantos después que ambos se combinaron con 20 canastas de 31 tiros de campo, 15 asistencias y 10 rebotes.

El escolta-alero reserva Mike Dunleavy aportó 13 puntos y los Bucks tuvieron un 60 por ciento de acierto en los tiros de campo la mayoría del partido.

Dunleavy anotó un triple cuando faltaban 2:44 minutos, que fue el que rompió de manera decisiva el marcador a favor de los Bucks, que encestaron 7 de 20 intentos de triples, incluidos 4 de 9 que logró Jennings.

La victoria dejó a los Bucks (4-2) con marca de 3-0 en los partidos disputados fuera de su campo, algo que no conseguían desde la temporada del 2001-2002.

El base Jrue Holiday, que fue considerado como candidato al premio de Jugador de la Semana en la Conferencia Este, que ganó el alero LeBron James, de los Heat de Miami, volvió a ser el líder del ataque de los Sixers al conseguir seis asistencias, pero perdió ocho veces el balón.

El escolta Jason Richardson volvió con el equipo tras perderse cinco partidos por lesión y aportó 20 puntos y cuatro rebotes que no evitaron la derrota de los Sixers (4-3).

El equipo de Filadelfia antes del partido confirmó a través de un comunicado oficial que Bynum no podrá volver a jugar con el equipo como muy pronto hasta el próximo mes de enero debido a que sigue con las complicaciones que afectan a la rodilla derecha.